24.1.11

Sentidos

3º Escrito del Gran Hermano Escritor Blogero



Todavía recuerdo tus ojos azules, aquellos que hacían estremecer mi cuerpo.

Recuerdo cuando colocabas tu cara en mi cuello y respirabas lentamente por la nariz obteniendo todo mi perfume, luego lentamente suspirabas expulsando aire caliente por tu boca dejando una sensación de tranquilidad cuando te separabas de mi.

Recuerdo tu boca, cuando lentamente se deslizaba por mis labios invitándome en una danza seductora, pasabas tu lengua por mi cuello provocativamente, haciendo a mi corazón estremecerse.

Recuerdo que siempre te acercabas a mi oído lentamente y me susurrabas con ternura esas palabras que tu corazón solo tenía para mi.

Pero sobre todo recuerdo tus manos.

Es lo que más extraño.

Tus manos rodeándome la cintura con ternura cuando te acercabas a darme un beso, cuando lentamente subían por mi espalda en un toque infinito de pasión y me abrazabas fuertemente con tu cuerpo, recuerdo esas manos que agarraban mis hombros con delicadeza cuando no quería escuchar tus palabras después de una pelea.

Cada sentimiento nuevo que hacías florecer en mi cuando tus manos rozaban cualquier parte de mi cuerpo, cada sensación de tus manos me envolvía en una funda de pasión y amor, cada instante a tu lado era mágico y cuando venían tristezas tus manos limpiaban las lágrimas derramadas.

Lo que más recuerdo y extraño son tus manos al unirse con la mías. Cuando con ellas acariciabas mi rostro y dibujabas una sonrisa guiándola con tus dedos, haciéndome sentir que nada podía salir mal.

De eso hace ya mucho tiempo.

-Mamá ¿Cómo te sientes? –Me gustaría responderle, pero mis labios no se mueven, trató de abrir los ojos, pero las paredes blancas del Hospital dañan mis ojos, lo único que alcanzó a ver son las lágrimas que caen por sus ojos parecidos a los tuyos.

-¿Mamá? –escucho angustia en su voz y me duele en lo profundo del corazón.

-¡Erick, llama al doctor! ¿Mamá puedes oírme? –Me gustaría decirle que todo estará bien, que por fin podré descansar en paz a tu lado.

-No me dejes, por favor.

Termino de cerrar los ojos, mi boca esta seca, el olor a hospital desaparece lentamente.

Escucho suavemente tu voz a mi lado "amor, dame tu mano es hora de irnos, y seguir nuestro camino” estiro mi mano con ansiedad y cuando por fin vuelvo a tocar tu mano doy mi ultimo suspiro. 

Nuevamente estoy a tu lado y sé que nunca me soltaras. 
Porqué sostiene fuertemente mi mano. 
 

5 comentarios:

Sakura Hikari dijo...

Definitivamente hoy me quieren hacer llorar, aunque no de tristeza por tu historia si lo lindo que es. Me gusto mucho y el final es extremadanete tierno.
Nos vemos y espero que no te deminen de nuevo.
Buena suerte

Citu dijo...

Uy que bello, me encanto, Me facino como empezaste con los sentiods y te concentraste en las manos. Me conmoviste.

Maga de Lioncourt dijo...

Es cierto lo que dice Sakura, hoy vamos a terminar llorando todas.

Muy lindo tu texto, te deseo mucha suerte.
Besos!

Estefiap dijo...

¡Hermosísimo!
¿Quieres hacerme llorar, no?
Haré un esfuerzo para que no lo consigas ;)

Un beso y suerte en el concurso!

KaRoL ScAnDiu dijo...

Hermosooo:D Te quedó bellísimo querida Meii:D

Paso a invitarte al 2º Concurso de relatos del blog, sería un placer contar contigo;:D

Kissess

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...